Molvízar (Act. Nº 115)

Asfaltado de viales del núcleo urbano: Avenida Ítrabo, Avenida Andalucía y Avenida Motril

plano

La actuación se centró en dos zonas bien diferenciadas: una la zona de la Avenida de Ítrabo y la otra zona es la confluencia de las Avenidas Andalucía y Motril en el casco urbano del municipio de Molvízar.

La unidad de obra fundamental de la actuación es la mezcla asfáltica. A menos de cinco kilómetros del punto central de las actuaciones proyectadas se encuentra una planta de fabricación de hormigón asfáltico, lo que redunda en un menor coste para el transporte de la mezcla a extender.

Avenida Ítrabo

La zona de actuación discurrió desde la confluencia con las calles Infanta Leonor y Rioja, hasta la carretera provincial GR-5300. La capa de rodadura presentaba numerosos desperfectos, provocados fundamentalmente por el uso y por inclemencias meteorológicas, de manera que se hacía necesario el refuerzo del firme existente. Se estimó el refuerzo en un tramo de 630 metros lineales en la calle principal y 118 metros lineales en la calle transversal que comienza en la intersección con las calles Rioja e Infanta Leonor.

Por estos motivos se proyectó el refuerzo del firme ejecutando una capa de 5 cm de hormigón asfáltico, bajo el que se extendió un riego de emulsión. Previamente al extendido de la emulsión de adherencia se procedió al fresado de ambas márgenes de la calle para asegurar que la rasante proyectada coincidiera con la que existe en la actualidad, evitando así problemas con aguas pluviales y escalones laterales. En la calle transversal a la Avenida de Ítrabo se proyectó la ejecución de una cuneta que permita llevar el agua procedente de escorrentía hacia el punto bajo en la confluencia de las calles Infanta Leonor, Rioja y Avenida Ítrabo. La totalidad de los registros existentes se dejaron adaptados a la nueva rasante ejecutada, de manera que no quedaron escalones y asegurando su resistencia al paso de los vehículos. Fue prevista la reposición de la señalización horizontal existente, consistente en marca vial longitudinal de 10 cm de espesor, reposición del marcaje de isletas y simbología en intersecciones, al igual que la restitución de la pintura de 3 pasos de peatones existentes.

Avenida Andalucía

La zona de actuación se englobó entre las intersecciones con la Avenida de Motril y la Calle Mayor. La capa de rodadura presentaba numerosos desperfectos, provocados fundamentalmente por el uso y por inclemencias meteorológicas, de manera que fue necesario el refuerzo del firme existente. Se estimó el refuerzo en un tramo de 170 metros lineales.

Por estos motivos se proyectó el refuerzo del firme ejecutando una capa de 5 cm de hormigón asfáltico, bajo el que se extendió un riego de emulsión. Previamente al extendido de la emulsión de adherencia se se procedió al fresado de ambas márgenes de la calle para asegurar que la rasante proyectada coincidiera con la que existe en la actualidad, evitando así problemas con aguas pluviales y escalones laterales. La totalidad de los registros existentes se dejaron adaptados a la nueva rasante ejecutada, de manera que no quedaran escalones y asegurando su resistencia al paso de los vehículos. Fue prevista la reposición de la señalización horizontal existente, consistente en la reposición del marcaje de isletas y simbología en intersecciones.

Avenida Motril

La zona de actuación se englobó entre las intersecciones con la Avenida de Andalucía y la Calle Serafines. La capa de rodadura presentaba numerosos desperfectos, provocados fundamentalmente por el uso y por inclemencias meteorológicas, de manera que se hacía necesario el refuerzo del firme existente. Se estimó el refuerzo en un tramo de 188,50 metros lineales.

Por estos motivos fue proyectado el refuerzo del firme ejecutando una capa de 5 cm de hormigón asfáltico, bajo el que se extendió un riego de emulsión. Previamente al extendido de la emulsión de adherencia se procedió al fresado de ambas márgenes de la calle para asegurar que la rasante proyectada coincidiera con la que existe en la actualidad, evitando así problemas con aguas pluviales y escalones laterales. La totalidad de los registros existentes se han dejado adaptados a la nueva rasante ejecutada, de manera que no queden escalones y asegurando su resistencia al paso de los vehículos. Fue prevista la reposición de la señalización horizontal existente, consistente en la reposición de las marcas viales discontinuas que delimitan la zona de aparcamiento de la Avenida Motril.

Presupuesto Molvízar (115)

datos-financieros

Estado inicial Molvízar (115)

blank